Bienvenidos al blog no oficial del correo más usado, donde encontraras info sobre Outlook

Skype sigue mutando

skype muta

Más cambios en Skype que parece que no terminan de satisfacer a los usuarios.

Parece que desde que Microsoft  compró Skype las cosas andan de mal en peor. Al menos, eso es lo que se percibe, frente a las continuas actualizaciones y mejoras que se le siguen haciendo a la aplicación y que parecieran no terminar de satisfacer a los usuarios.

Recientemente Microsoft ha rediseñado la versión de escritorio de Skype para Windows y Mac.  Con las mejoras incorporadas, hay varios cambios que podemos destacar:

  • Las sesiones de video llamadas contarán con un área visible para que sea posible chatear en forma simultánea.
  • Se ha cambiado la interfaz, siguiendo la misma línea de el Hangouts de Google, para darle mayor protagonismo al servicio de chat, que se parecerá mucho a como se ve en los dispositivos móviles.
  • Se notan mejoras en el envío y visualización de múltiples imágenes a través del chat y también en la integración con otros formatos de archivo, como por ejemplo PDF y Office.

Lo pasado ¿fue mejor?

A pesar de estos cambios y actualizaciones, en outlook iniciar sesion vemos que muchos son los usuarios que creen que antes de que Microsoft adquiriera la aplicación, Skype era más simple de utilizar permitiendo entre otras cosas, el desarrollo de programas paralelos (por ejemplo al poder grabar las conversaciones). Otras de las funciones que parecían ser más prácticas en el pasado es la búsqueda de contactos. Antes era posible poder correr una pequeña barra lateral para encontrar los contactos, mientras que ahora hay que pasar de página en página.  El sistema de abonos también era más simple y claro, ahora es mucho más complicado.

Mientras tanto, Microsoft sigue esforzándose por agregar más y más funciones, sin darse cuenta que quienes usan una computadora de escritorio no necesitan ni desean tener las mismas características que en un dispositivo portátil.

Evidentemente, las cosas van demostrando que Microsoft aún no es capaz de interpretar cuáles son las necesidades de los usuarios.