Bienvenidos al blog no oficial del correo más usado, donde encontraras info sobre Outlook

Microsoft intenta revolucionar el mercado de realidad aumentada.

Los Hololens

Los Hololens prometen brindar a los usuarios una experiencia virtual totalmente novedosa. ¿Captarán la atención de los desarrolladores para luego cautivar a los usuarios con todo su potencial? aqui en hotmail iniciar sesion lo analizamos.

Luego de dos años de anuncios y adelantos, finalmente los lentes de realidad aumentada de Microsoft saldrán a la venta para los desarrolladores que estén dispuestos a pagar 3000 dólares por cada gafa.

Evidentemente Microsoft ha decidido ir a paso lento pero firme en torno a sus Hololens, para que no corran la misma mala suerte de Kinect. Lo cierto es que tanta cautela en un mundo tan vertiginoso puede impacientar a los usuarios.

Sin haber clarificado demasiado sobre los escenarios posibles en los que se podrán aplicar los lentes, parece que el primer interés será tentar a los desarrolladores a que echando mano a su creatividad puedan lograr diferentes aplicaciones prácticas para los usuarios.

Por el momento, la estrategia de la empresa de Redmond es hacer una presentación más precisa de las características técnicas de los lentes. Veamos cuáles son estos atributos:

  • Poseen un pequeño ordenador con Windows 10 que utiliza Holographic Processing Unit (HPU) y  un procesador intel de 32 bits. Esto le permite funcionar de manera autónoma.
  • Poseen distintos sensores con cámaras para cartografiar espacios (de luz ambiente, de estudio del ambiente donde se alojan los ambientes que serán reproducidos, etc.).
  • Cuentan con una cámara HD de 2 megapíxeles.
  • Tienen 4 micrófonos de reconocimiento de voz.
  • Conectividad wifi 802.11 ac y Bluetooth 4.1
  • Su peso es de 579 gramos.
  • Su batería tiene una duración de 2 a 3 horas.
  • Están listos para librerías Visual Studio 2015 y Unity 5,4.

¿Qué grado de aceptación tendrá en los desarrolladores? Aun no lo sabemos. Tampoco hay certezas sobre la posibilidad de que los usuarios adopten los lentes masivamente. No sería la primera vez que el público le dé la espalda a herramientas que prometen potencial ilimitado a favor de quedarse con lo más simple y conocido.